FANDOM


Fleeing_Ghost.gif Este artículo contiene información fundamental, pero le falta varios detalles.
Edita el artículo completando la información necesaria que falta.
Aya Drevis
Aya
Información
Género Femenino ♀
Edad 11 años.
Especie Humana.
Ocupación Doctora (en el futuro).
Localización Mansión Drevis, Alemania.
Aparición
Aparece en Mad Father
Rol Personaje principal, jugable.

Aya Drevis es el personaje principal y jugable del juego Mad Father. Ella es la única hija de Monika y Alfred, y vive en la gran mansión en que conforma el escenario la mayoria del juego.

CaracterísticasEditar

AparienciaEditar

Aya es una niña de 11 años de edad. Tiene el pelo negro que sólo pasa por encima de su espalda y ojos azules. Su traje normal consiste en un vestido azul marino con un delantal blanco usado sobre él y un moño rojo atado detrás de su cabello. Como accesorio lleva un colgante de oro.

Durante flashbacks, Aya de pequeña es mostrada con un simple vestido azul con una camisa blanca debajo de ella. Su cabello, tiene dos colitas de cabello siendo mantenida por dos moños blancos.

Cuando Aya es convertida en una muñeca en uno de los finales malos, su flequillo no es uniformemente corte y se la ve llevando un gran lazo blanco en el pelo, usando su habitual colgante de oro con una gargantilla (un tipo de collar) y una longitud de piso roja con volantes vestido con un pequeño lazo rosado en el lado izquierdo del pecho. Tiene una expresión triste y vacía en su cara y sus ojos azules oscuros generalmente son de color gris

En el final verdadero es vista como una mujer adulta en el futuro. Su cabello esta cortado justo por encima de los hombros y ya no usa moño. Lleva puesto un traje similar al que usó durante la mayor parte del juego.

PersonalidadEditar

Aya es una niña buena y amable que en verdad ama a su familia. A pesar de las actividades mórbidas que su padre realiza, ella siempre trata de pensar positivo y vivir una vida normal. Aya solamente mantiene una actitud alegre con Snowball, un conejito blanco el cual es su mascota que siempre está acompañándola. Es de destacar que a pesar de ser testigo de cosas horrorosas hasta para la mayoría de los adultos o que podrían llevar a alguien a la locura, Aya es capaz de mantener su mente tranquila incluso estando en una temprana edad.

Su amor por sus padres es una de las fuerzas impulsadoras en el juego. Es mostrado en los flashbacks que sus padres la tratan amorosamente, cimentando que amará a su familia hasta el final. La falta de la vida fuera de la mansión no obstaculizó su madurez, gracias a la atención y cariño que recibía por parte de sus padres. Este hecho es lo que causa que Aya crea que sus padres son realmente buenos. Su devoción por sus padres es lo que la anima a poder enfrentar problemas que resultan imposibles para una niña de su edad.

Ella haría cualquier cosa para salvar a un ser querido; incluso de enemigos potenciales. Cuando comienza la maldición, espíritus atormentados empezaron a revivir para reanimar sus últimos desesperantes momentos. Cada vez que debe enfrentarse a alguno de estos espíritus, Aya les ayudaría a obtener su libertad a costa de su seguridad. Un ejemplo que mostró la compasión de Aya fue cuando Maria, la maid de la mansión, fue traicionada y herida por su desquiciado padre. A pesar de ser perseguida por la misma persona, ella curó sus heridas y trató de ayudarla. Se ve que tiene un talento asombroso para curar heridas como las de Maria.

En el verdadero final, aun así, es implicado que Aya se vuelve igual que su padre cuando crece; una asesina psicópata.

HistoriaEditar

Aya nació en el norte de Alemania, donde reside con su padre Alfred y su madre Monika. Nunca abandonó la Residencia Drevis ya que su padre deseaba mantenerla hermosa y segura, pero se le brindó educación, cuidados y atención al interior de ella. También se le brindó un conejo, Snowball, para mantenerla feliz. A pesar de que fuera plenamente consciente de que su padre experimentase con humanos y animales en el sótano, creció como una niña alegre y bondadosa que amaba a sus padres más que a nada.

Sin embargo, tras la muerte de su madre, su vida cambia ligeramente, haciendo más evidente su desagrado hacia María, la asistente de su padre y con quién cree que reemplazará a su madre, reprochando la idea de un matrimonio entre ambos. Al inicio y transcurso del juego, ella descubrirá los secretos más profundos de su padre gracias a la Maldición que recayó en la Mansión.

Relaciones Editar

Alfred Drevis Editar

Es el padre de Aya. Ella demuestra tener un profundo amor por ambos padres, y es él quien se encarga de cuidar apropiadamente de ella tras asesinar a Monika. El amor a su padre es el motor impulsor de los eventos en el juego, llegando a niveles extremos como fingir ignorancia al escuchar gritos tanto humanos como animales desde el sótano de su padre sólo porque lo ama y no desea perderlo. Por esto mismo, desaprueba la idea de que él contraiga matrimonio con María, ya que piensa que intentará reemplazar a su madre y apartar aún más a su padre de ella. Él deseaba convertirla en una muñeca para que no fuese ensuciada, por lo que antes de asesinarla le dice que estarán juntos para siempre y que la ama.

Monika Drevis Editar

Es la madre de Aya. Ella demuestra tener un profundo amor por ambos padres, y es ella quién intenta detener a Alfred de convertir a su hija en una muñeca. Ella es la fuente de la maldición y sucesos paranormales dentro de la mansión. Ama profundamente a su hija y es la primera en darle el beso en la frente, cuyo supone un poderoso hechizo de que la persona podrá ser feliz si hay bondad en su corazón.

María Editar

Es la asistente de su padre. Desde que tiene memoria, ella ha guardado un profundo rencor hacia ella, quién cree que aparta a su padre de ella. Estos sentimientos incrementan cuando su madre fallece, pensando en que si contrae matrimonio con su padre, lo apartará aun más e intentará ser el reemplazo de Monika. Sin embargo tras el avance del juego, Aya puede salvar a María de la muerte al aplicarle vendas en la herida que Alfred hizo, ocasionando así que ella salve a Aya de morir a manos de su padre y cuide de ella en el Final Verdadero, llegando incluso a ayudarla a seguir con el camino de su padre.

Dio (Joven de Cabello Rubio) Editar

Aparentemente, es uno de los cadáveres traídos a la vida por la maldición.